.

.

TOTS 21


El cambio climático traerá más olas de calor y nevadas más intensas.

El cambio climático traerá más olas de calor y nevadas más intensas.

Si no se reducen las emisiones de los combustibles fósiles, el escenario puede ser muy negativo

El actual está siendo uno de los veranos más calurosos. Las temperaturas, cuando ya hemos pasado la canícula, continúan al alza superando, en muchos casos, los 40 ºC y llegando a máximas de 45 ºC. El récord de temperatura máxima registrada en nuestro país fue de 47,6ºC en 2021, lo que parece ser el augurio de lo que se avecina si no hay un cambio radical en nuestro escenario.

El jefe del laboratorio de ecología oceánica del Centro Goddard de Vuelo Espacial de la NASA, Carlos del Castillo, ha explicado en una entrevista en La SER la crisis climática que sufre el planeta y que cobrará dejando temperaturas de hasta 50ºC: “Sí, durante las olas de calor, es plausible que lleguemos a alcanzar esas temperaturas (50 grados centígrados). Seguimos con la estufa encendida y las temperaturas van a seguir subiendo”.

Según Del Castillo, las causas de este ascenso de las temperaturas son las emisiones de gases de efecto invernadero. “Seguimos emitiendo más gases a la atmósfera. Por eso no hay razón para pensar que las temperaturas no van a seguir subiendo”, apunta.

Además, ha comparado nuestro probable marco de futuro con el de algunas zonas actuales de Asia y África que han llegado a tales temperaturas.

Año tras año los mapas se tiñen de rojo oscuro en verano.

Año tras año los mapas se tiñen de rojo oscuro en verano.

Más olas de calor y nevadas más fuertes

El científico de la NASA pronostica un escenario nada positivo para España si los gobiernos no reducen drásticamente las emisiones de los combustibles fósiles como petróleo, gas y carbón. Más allá del incremento de las temperaturas, con más gases de efecto invernadero en la atmósfera, nuestro país sufrirá durante los próximos años un mayor número de olas de calor.

Paradójicamente, el experto también advierte de que las nevadas en España pueden ser más intensas durante los inviernos, ya que “está aumentando la cantidad de vapor de agua debido al crecimiento en la tasa de evaporación del agua marina y esto se puede convertir en lluvias más intensas, pero también, aunque puede sonar paradójico, en nevadas más intensas”, añade Carlos del Castillo.

El cambio climático, además, puede afectar de manera muy negativa en sectores como el turismo. A la vez que las temperaturas ascienden, el nivel del mar también lo hace, por lo que las playas de arena (uno de los destinos favoritos durante el verano) acabarán inundándose.

V.Tapias