TOTS 21

Pere Granados i Mario Garcia, en un dels darrers plens municipals

Atendiendo a las últimas declaraciones del ex-primer secretario del PSC en Salou y concejal, Antoni Brull, y las declaraciones del presidente de la Federació del Camp de Tarragona del PSC, Xavier Sabaté, ya no se puede cuestionar que PP y PSC en Salou han intentado cuajar una moción de censura contra el actual alcalde, Pere Granados.

Lo reconoce abiertamente Brull diciendo que el siempre se mantuvo al margen, y lo reconoce Sabaté  cuando desautoriza cualquier alianza o pacto entre PSC y PP, respondiendo de este modo al portavoz socialista Zacarías Henar, que había manifestado en diferentes ámbitos que estaban trabajando en una moción de censura contra el alcalde, contando con los votos del PP y otros dos más de la oposición, para alcanzar la mayoría suficiente.

En todo caso, el enfrentamiento entre Sabaté y Henar aclaran dos cuestiones: la primera que Henar ya va por libre, que está al margen de las directrices del PSC y que no tiene (y nunca ha tenido) ningún problema en pactar con el PP para desbancar al alcalde Granados. Una actitud que debería hacer reflexionar a los electores socialistas porque, si recordamos, no es la primera vez que Henar quiere pactar con PP y Mario García.

En segundo lugar queda claro que se frustra y fracasa la estrategia y la apuesta de Mario García, apoyada por algunos lideres territoriales del PP, que llevaban casi dos años conspirando para arrebatar la alcaldía al actual alcalde y ofrecérsela al portavoz socialista Henar.

Con este objetivo, el portavoz del PP, Mario García (en connivencia con Zacarías Henar), ha ido provocando situaciones de tensión política y de fractura de la unidad del gobierno con todo un serial de deslealtades y de traiciones al alcalde y al gobierno municipal, así como de incumplimientos de los principios del pacto, cuyo objetivo era desgastar al alcalde y generar inestabilidad.

Ante tal panorama el alcalde Granados siempre ha mostrado un alto sentido de la responsabilidad y grado de paciencia para mantener la estabilidad de la institución municipal y la gobernabilidad, priorizando el interés general por encima de todo, en unos momentos transcendentales y claves para el futuro de Salou.

Para concluir, y dada la claridad de los hechos y la indignidad del portavoz del PP, Mario García, que ha traicionado y despreciado a sus socios de gobierno,  no cabe otra posición que pedirle que sea coherente con sus actitudes de deslealtad, de traición y de ruptura del pacto de gobierno,  y por lo tanto, exigirle  que abandone inmediatamente el gobierno municipal.

FUPS