TARRAGONA 21

Jaime Serret, nou regidor de Comerç de l’ajuntament de Creixell. Foto: Ajuntament

L’exregidor de Creixell del PP, Jaime Serret, justifica el seu pas a la condició de no adscrit i la seva entrada al govern com a nou delegat de Comerç en un comunicat que reproduïm íntegrament i en el qual carrega durament contra els seus antics companys. «Havent tingut la possibilitat -assegura a la nota- el nostre grup municipal d’assumir una delegació/cartera d’Alcaldia dins del govern de Creixell per al cap de llista del nostre grup, des de la Junta Provincial del Partit Popular se m’ha negat la possibilitat d’acceptar aquesta oferta, adduint la imminent proximitat de les eleccions autonòmiques i la no conveniència de la nostra entrada en el govern municipal a nivell de general de Catalunya».

Comunicat íntegre

«Desde mi toma de posesión como concejal electo del Partido Popular en el Ayuntamiento de Creixell tras las elecciones municipales de 2019, no me he sentido en absoluto respaldado por la Junta Local del partido en Creixell así como tampoco por la Junta directiva provincial ni posteriormente por la gestora provisional del partido.

Yo fui el cabeza de lista de nuestra candidatura en Creixell, y sin embargo, tras las elecciones municipales, la presidenta local del partido Sra. María Dolores Juncal se erigió, con mi total disconformidad,  en portavoz del grupo municipal del partido en el Ayuntamiento de Creixell, despojándome a mí de toda la responsabilidad adquirida previamente con los vecinos y vecinas del municipio.

Creo que esa labor debía haberla realizado yo como cabeza de lista y primer concejal electo.

En este año y poco que llevo como concejal electo, tampoco he tenido el respaldo de la Junta Provincial del Partido Popular de Tarragona.

Habiendo tenido la posibilidad nuestro grupo municipal de asumir una delegación/cartera de Alcaldía dentro del gobierno de Creixell para el cabeza de lista de nuestro grupo, desde la Junta Provincial del Partido Popular se me ha negado la posibilidad de aceptar dicha oferta, aduciendo la inminente proximidad de las elecciones autonómicas y la no conveniencia de nuestra entrada en el gobierno municipal a nivel de general de Catalunya.

Presenté mi escrito de renuncia a la militancia en el Partido Popular y cual fue mi sorpresa cuando ví que la presidenta local del partido en Creixell, contraviniendo la vigente Ley de Protección de Datos, publicó mi escrito en las redes sociales con toda clase de datos e información personal mía. Al poco tiempo, retiró dicha publicación supongo que advertida por sus asesores legales del presunto delito que había cometido.

Decíamos en nuestro programa electoral de las elecciones municipales de 2019 que el Ayuntamiento solo puede ser un instrumento al servicio de la convivencia y de la calidad de vida de las familias de nuestro municipio y no al revés.

Dijimos que íbamos a dialogar con todas las fuerzas políticas con representación en el Consistorio. Nos pusimos al servicio del bien común, impulsando la concordia entre todos los ciudadanos de Creixell con el fin de llegar a acuerdos con las demás fuerzas políticas del Ayuntamiento para una mejor convivencia y calidad de vida de todos nuestros vecinos y vecinas.

Yo no me debo únicamente a todas las personas que me apoyaron con su voto en las pasadas elecciones sino que, como cargo electo en el Ayuntamiento de Creixell, mi principal misión, como ya dije en la campaña electoral, es la de representación corporativa de todos los vecinos y vecinas de nuestro municipio.

Ante la falta de apoyo de mi partido he pasado a ser concejal no adscrito del pleno de la Corporación Municipal del Ayuntamiento de Creixell. No por ello he dejado de creer en mis valores e ideales políticos que me llevaron en su día a militar durante años en el Partido Popular. Siempre han guiado mi vida el respeto a los valores constitucionales, a la unidad de todos los españoles y los valores de la fe cristiana.  Y como no podía ser de otra forma, mantengo firmes mis principios ideológicos.

Ello no es óbice para que yo priorice el servicio a Creixell y a todos sus habitantes por encima de mi militancia política, ya que con quién declaré mi más firme compromiso en las pasadas elecciones municipales fue con el pueblo de Creixell, sus intereses, inquietudes y necesidades. Aunque ello no implica que yo pueda mantener mi libertad de voto dentro del equipo de gobierno y del pleno municipal para todos aquellos asuntos que no sean estrictamente relativos a nuestro municipio y sí de carácter general.

Intentar mejorar la vida de todos los vecinas y vecinas de Creixell fue el principal motivo que me impulsó a presentarme a las elecciones municipales de 2019.

En consecuencia, en mi calidad de concejal electo y en aras de poder representar dignamente a todos nuestros vecinos y vecinas, tal y como me comprometí a hacer en la pasada campaña electoral, decidí pasar a formar parte de la Corporación Municipal del Ayuntamiento de Creixell como concejal no adscrito.

Y por ello es por lo que solicité mi BAJA IRREVOCABLE como afiliado del Partido Popular de Creixell, en la provincia de Tarragona.

En este afán de servicio público a toda la ciudadanía de Creixell, es por lo que he decidido aceptar el encargo recibido del alcalde de Creixell sr. Jordi Llopart i Senent, para hacerme cargo de la concejalía delegada de Comercio del Ayuntamiento de Creixell.

La delegación de comercio del Ayuntamiento de Creixell y que gustosamente he aceptado, abarca de forma genérica las siguientes competencias:

1.- Establecimiento de convenios de esta concejalía delegada siempre que estén dotados presupuestariamente para la promoción del comercio local de nuestro municipio.

2.- Dirección interna de los estudios y trabajos para la realización y desarrollo del sector comercial y de servicios de Creixell y que permitan el mejor desarrollo de los existentes y la implantación de nuevos.

3.- Estudio de convenios con las diferentes Cámaras de Comercio

4.- Dirección e impulso de actividades industriales y comerciales.

5.- Autorizar, dirigir, gestionar e impulsar todas las contrataciones que realice esta área.

6.- Confirmar, en cantidad, calidad y precios, las facturas de lo que haya encargado.

Por todo ello es por lo que finalmente reitero mi más firme compromiso y voluntad de servicio con todos los vecinas y vecinas de Creixell y por ello asumo con total responsabilidad esta nueva representación delegada en nuestro Ayuntamiento.

Muchas gracias a todos y a todas las personas de Creixell por la confianza que en su día depositasteis en mi persona para representaros en la Corporación Municipal del Ayuntamiento de Creixell.

Para lo que queráis y necesitéis ya sabéis que siempre podéis contar conmigo».

Redacció