Fallos y certidumbres

Desde hace y hasta que la memoria nos pueda llevar, recordamos, sabemos que la vida es imperfecta, desigual, a menudo injusta. Solo y tan solo la consciencia humana es capaz de sacar lo mejor del más profundo del ser. La voluntad, las ganas de hacerlo bien y hacer el bien gana siempre sobre el resto de los sentidos.

Construir en positivo, unidos sin dividir u oponer para tener éxito será la respuesta a lo que cada uno desea. Pensar y actuar rectificando lo imperfecto, privilegiar lo interpersonal en un mundo interdependiente, una necesidad vital.

Todo sentimiento, sistema económico, sociedad, religión, filosofía basada en el desequilibrio entre las personas y que lleve a la debilitación de una parte de la sociedad en favor de otra conduce al conflicto, la fractura y el fracaso. Es nuestro tener consciente en mentes humanas y racionales ese concepto de la vida.

Estamos obligados a constatar que mujeres y hombres luchan entre ellos por su supervivencia. Obligados a denunciar que ese mundo imperfecto, injusto, dibujado por el hombre queda bajo nuestra responsabilidad colectiva pasada, presente y futura. Obligados a observar que no lo hicimos todo bien.

Somos capaces de ver que el orden actual es el de cada uno y forzados a comprobar que ese orden representa hoy día el desorden, el fracaso mundial, económico, climático y social.

Podríamos lamentarlo pasivamente, pero quiero creer que también estamos obligados a pedir más fuerte, alto, claro y actuar por la justicia que todos esperan y reclaman sin parar.

La justicia como orden del mundo representa la única alternativa creíble, idea sensata por la cual vale la pena luchar. La justicia para reducir cada una de las desigualdades, para compartir, para elevarse, para sencillamente convivir plenamente en un mundo mejor, diferente.

En definitiva, esta es mi certidumbre frente a los fallos expuestos.

El 20 D votare socialista, aunque no siempre lo hicieron bien, aunque admito que algunos momentos pudieron equivocarse, pero y también se que el ADN y la voluntad de justicia que comparto con los socialistas nunca fue, está o será en defecto.

El 20 D votare socialista como siempre y porque quiero actuar. Queda mucho por hacer y tenemos cita para decidir, mejorar en la justicia.

Eric Bennmann

Enviar un comentari

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *