TOTS 21

Cristina Berrio.

En marzo de 2020 el mundo se paró, y con la pantalla en “pausa”, la clase media española sufrió la última y peor de las embestidas.

Nací en Campo Claro y vivo desde hace muchos años en el barrio del El Pilar. Por mi manera de ser y mis propias circunstancias personales, hablo y me relaciono a diario con decenas de vecinas y vecinos de aquí, de Campo Claro, de Bonavista, de San Pedro y San Pablo o de cualquier barrio de Tarragona. Cientos de casos de personas, con nombres y apellidos, que ejemplifican la inseguridad y las dificultades para llegar a final de mes. Para pagar el agua, la luz, el alquiler, o simplemente para poder llenar la nevera semana tras semana. Familias ya golpeadas por la crisis de 2008, que cuándo todavía no se habían recuperado, se vuelven a enfrentar a la realidad de que en sus hogares no entra ningún ingreso.

Y en estas circunstancias, ante esta cruda verdad, vuelven a llegar unas elecciones autonómicas. Y me doy cuenta de que a mi vecina no le interesa el eslogan de nuestra campaña o que está harta de los discursos a golpe de banderas “indepes”, pero vacíos de soluciones a los problemas reales.

A mi vecina, lo que le interesa y me pregunta cada mañana, es cómo voy “a pelear” por sus derechos. Qué medidas sociales voy a defender para amortiguar el golpe económico que estamos sufriendo y que les sitúa, en algunos casos por primera vez, en el umbral de la pobreza.

Úrsula, Montse, Juanjo, Israel… trabajaré, trabajaremos con Salvador Illa al frente, para qué en los primeros seis meses de Gobierno, mediante el diálogo con los agentes socioeconómicos y el mundo local, se apruebe “la Agenda por el Buen Trabajo y las Nuevas Oportunidades”, con el objetivo de reducir el paro y contribuir a un tejido productivo más sostenible.

A día de hoy, el Gobierno de España ya ha implementado diversas medidas cómo el incremento salarial de un 0,9% para este 2021, las nuevas ayudas a las personas que han agotado la prestación de desempleo, o la necesaria aplicación en tiempo récord de un Ingreso Mínimo Vital histórico.

Pero aún podemos hacer más, mucho más. Por eso hay que ir a votar, porque los y las socialistas queremos establecer cómo prioridad urgente el aumento de la ocupación y la disminución del desempleo.

Xavi, Luís, Dori… tenemos que ir a votar, porque juntos y juntas, con el Presidente Illa vamos a pasar pantalla. Vamos a desactivar el botón de “pausa” provocado por la pandemia, pero también por los gobiernos de derechas y independentistas, y vamos a darle al botón de “recuperar la igualdad de oportunidades y el fin de la precariedad laboral”.

El 14 de Febrero, con Salvador Illa, lo haremos posible!