TARRAGONA 21


En relación a la noticia publicada en prensa hoy respecto a decisiones municipales que afectan al PP 43 Mas d’en Sorder, tenemos que manifestar que:

Primero: Una vez más nos hemos enterado por la prensa de decisiones del Ayuntamiento de Tarragona, respecto al proyecto PP 43 Mas d’en Sorder del que somos promotores. A falta de comunicación oficial pues, no podemos hacer declaraciones respecto a una nueva iniciativa municipal que por ahora desconocemos, a pesar de que, a nuestro entender, deberíamos haber sido los primeros informados debido a nuestro papel de promotores.

En este sentido queremos remarcar que en una sociedad democrática las instituciones han de respetar los derechos de las personas físicas y jurídicas, de ser informadas por vía directa de todo aquello que les implica directamente, sin perjuicio de que posteriormente se informe a la sociedad sobre las mismas decisiones. Nos parece que, lo contrario es colocar al administrado en una posición de indefensión y desprecio que no puede estar justificada en una institución que pretenda ser transparente y democrática.

En este sentido, queremos remarcar que hace tres meses que solicitamos una reunión para tratar los temas relacionados con el proyecto y desde Alcaldía se nos comunicó que el regidor del área contactaría con nosotros. Tras el acuerdo para la celebración de dicha reunión el 23 de marzo pasado, la entrada en vigor del Decreto del Estado de Alarma provocó que desde la regiduría nos comunicasen que tendríamos una conversación telefónica al respecto, la cual hasta hoy no se ha realizado. Ni reunión, ni llamada, tres meses después de nuestra solicitud.

Segundo: Insistiendo en que carecemos de comunicación oficial, ni por parte del Ayuntamiento de Tarragona ni del regidor de Urbanismo y, por tanto, opinando en función de lo publicado en la prensa, nos extraña que el PP 43 Mas d’en Sorder pueda calificarse como ‘proyecto poco sostenible’. Y nos extraña porque dispone de TODOS los informes urbanísticos, medioambientales y técnicos favorables. Este es el caso del informe favorable la Comisión de Urbanismo del Camp de Tarragona (Mayo 2019) y el informe favorable de la Oficina Territorial d’Acció i Avaluació Ambiental (OTAAA) del Departament de Territori i Sostenibilitat de la Generalitat de Catalunya, en el que se valora positivamente la sostenibilidad del proyecto, así como la conectividad biológica entre los distintos ámbitos del Plan Parcial y las áreas colindantes, que favorecen el establecimiento y protección de fauna y flora autóctonas, a la vez que se destaca la reducción a la mínima expresión, del ámbito edificable y su la edificabilidad. El proyecto, ‘IMPECABLE’ en palabras del propio regidor de Urbanismo, también cuenta con los informes técnicos municipales favorables.

Así mismo, hay que destacar que el PP 43 Mas d’en Sorder se basa en el POUM de Tarragona aprobado definitivamente en el 2013, redactado y aprobado por ERC en el gobierno y que cumple todas las ratios medioambientales con aspectos novedosos como la reutilización de aguas, a la vez que prevé la utilización de energías alternativas y renovables. Y en materia medioambiental es destacable también que, de las 37 hectáreas de zonas boscosas del ámbito del proyecto, 26 se ceden al Ayuntamiento de Tarragona para su integración en la zona de bosques al Norte de la AP7 y la
Anella Verda, que queda potenciada y consolidada en el sector gracias a esta actuación.

Todos estos informes técnicos y razones dejan pues sin argumento que una hipotética modificación del Plan sea debida a cuestiones de sostenibilidad medioambiental. Con sus afirmaciones pues, el regidor de Urbanismo desacredita los informes técnicos de su propio Ayuntamiento y de los organismos competentes en materia de medio ambiente y urbanismo de la Generalitat de Catalunya.

Tercero: A partir del momento en que recibamos comunicación oficial de lo publicado en prensa, tomaremos las decisiones que corresponda en defensa del proyecto que objetivamente, genera valor añadido a la ciudad a la vez que aporta riqueza y empleo. Así mismo, se integra en un proyecto
más amplio, el del resort deportivo y el hotel de Mas d’en Sorder, los cuales suman valor y calidad a la oferta turística y de equipamientos de la ciudad.

En definitiva, no existe causa que justifique las intenciones del Ayuntamiento de Tarragona en relación al proyecto PP 43 Mas d’en Sorder, que han sido publicadas en prensa y que, en caso de llevarse a cabo, supondrán un grave perjuicio a la propiedad, a la economía de la ciudad y a los intereses generales.