Comunicat del comitè d’empresa de l’EMT

El Comité de Empresa, habiéndosenos comunicado la aprobación del pliego tanto de homologación de autobuses como el de emisoras, el pasado día 29 de Junio en el Consejo de Administración, desea aprovechar la circunstancia de decir que ya era hora, que ¡ya basta!, y preguntar y preguntarnos ¿por qué no se ha hecho antes?, ¿ no ha habido un plan de renovación hasta ahora?¿ por qué se ha dejado que se llegara a este estado de deterioro repercutiendo a empleados y usuarios?.

Son problemas que vienen de tiempo ha, en el que ha habido mucha dejación, inacción, falta de previsión y oídos sordos a cada una de nuestras necesidades expuestas.
Vehículos con alrededor de 20 años, con más de un millón de quilómetros, y emisoras absolutamente obsoletas que han llevado a vivir situaciones límites durante todo este tiempo.

Año tras año, sólo se nos daba como respuesta “estamos en éllo”, y durante estos 2 últimos, este Comité totalmente renovado, con nuestras exigencias y obligaciones, ha luchado y ha bregado obteniendo la misma respuesta. Sin embargo, con la aprobación de los pliegos ya citados, se nos está abriendo un pequeño resquicio de luz.

Por consiguiente, creemos que ha llegado el momento de exigir celeridad en su aplicación, pues todo éllo afectará de una forma positiva a los trabajadores, usuarios, y ciudadanos tarraconenses en general. Todo ésto, también nos crean interrogantes, tales como: ¿para cuándo la fecha de ejecución? ¿Cuántos autobuses a renovar cada año ¿En qué condiciones, comprados o de alquiler? La insostenibilidad es patente y exigente.

Y sin olvidar, no porque sea insignificante, pues se arrastra desde alrededor de 10 años, un plan de reforma de las instalaciones de la Feat (cocheras y taller), con un estado pésimo e inaceptable .

Para terminar, aprovechamos para expresar nuestro agradecimiento a los miles de usuarios que confían en nuestra Empresa y por su paciencia. Los trabajadores de la Empresa tratan de hacer el trabajo lo mejor posible, pero aparecen obstáculos que nos lo impiden. Por éso decimos ¡BASTA!, basta de darnos la espalda, pues siempre hemos respondido a la Empresa con responsabilidad que nadie puede poner en duda, pero –quizás- al tener una presión que desborda nuestra capacidad por carecer de herramientas, hace que nuestra presión sea intolerable.

Antonio Chacón Muñoz

Enviar un comentari

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *